Algunas claves para la comunicación positiva con l@s peques

Algunas claves para la comunicación positiva con [email protected] peques

LA DISCIPLINA POSITIVA es un enfoque que no incluye control ni permisividad excesivos. Se basa en el respeto mutuo y en la cooperación, incorpora firmeza con dignidad y respeto como fundamento para la enseñanza de las habilidades para la vida y un sitio interno de control que a largo plazo proporciona seguridad y autoestima

LOS 5 CRITERIOS DE LA DISCIPLINA POSITIVA

  1. Ayuda a los niños a tener un sentido de pertenencia e importancia (conexión)
  2. Es AMABLE y FIRME al mismo tiempo.
  3. Es EFECTIVA a largo plazo.
  4. Enseña HABILIDADES para la vida: Sociales, emocionales y cognitivas.
  5. Invita a los niños a descubrir sus CAPACIDADES

ALIENTO VS ELOGIO

Los elogios, como los dulces, pueden disfrutarse ocasionalmente, pero demasiado, no es saludable y puede ser adictivo. El aliento, sin embargo, debería ser algo que te das a ti mismo y a tu familia diariamente. El aliento permite a tus hijos verse a sí mismos como seres capaces y valora su esfuerzo, en lugar de enfocarse en la perfección y en el complacer a otros

-Estoy orgullo/a de ti ! MEJOR  ———— Debes sentirte orgulloso/a de ti mismo!

-Me gusta lo que hiciste! MEJOR  ———— Lo descubriste por ti mismo!

ORDENES VS PREGUNTAS DE CURIOSIDAD

Preguntar en vez de ordenar es un método de los más eficaces de la Disciplina Positiva.

Ordenar origina tensión fisiológica, y mensajes al cerebro de oposición y resistencia. Preguntar produce relajación fisiológica, además invita al cerebro a buscar respuestas.

Evita las preguntas inapropiadas, que hieren los sentimientos de las personas. No hagas preguntas en las que conoces la contestación y el propósito es atrapar al niño/a.

¿Qué necesitas hacer para no tener los dientes SUCIOS?

¿Qué PLAN tienes para hacer tus deberes?

AFIRMACIONES QUE EMPODERAN

Tengo fe en ti, confío en tu buen juicio

RAQUEL MARTÍNEZ GUZMÁN

 PSICÓLOGA Nº COL 11261

EDUCADORA DE DISCIPLINA POSITIVA PARA FAMILIAS

Efectos psicológicos positivos de la lactancia materna

Efectos psicológicos positivos de la lactancia materna

Efectos psicológicos positivos de la lactancia materna

La lactancia materna no sólo ofrece beneficios nutritivos para el bebé, también se trata del primer contacto afectivo de importancia básico para el desarrollo emocional posterior del niño/a.

La Lactancia Materna es un irremplazable ambiente facilitador para el éxito de esta primera relación, pues permite al bebé tener permanente contacto con su madre. En esta primera e íntima relación se dan las bases de la personalidad para el nuevo ser, que se traduce en una base de seguridad , armonía y tranquilidad desde donde se  irá asentando poco a poco y elaborando a medida que crece su particular forma de relacionarse con el mundo que le rodea.

Es por esto que se considera necesario hacer énfasis en que la Lactancia Materna es ideal, pero solo será positiva y valiosa en el desarrollo emocional sano del bebé si es TRANQUILA, ARMONIOSA Y GRATIFICANTE PARA AMBOS, si esto se da, los beneficios psicológicos son incalculables:

-La textura, el olor y la experiencia sensorial del pecho hace más rico en estímulos el acto de ser alimentado.

-También en la boca y el gusto da comienzo el campo del desarrollo cognitivo en las primeras fases de desarrollo. Los bebés  reconocen y conocen el mundo que les rodea a través de la experiencia temprana con éste sentido.

-Con el pecho el bebé debe ser más activo en la succión, pues se compromete toda su cavidad oral y así se estimula la percepción.

-El niño explora de forma más segura el ambiente que le rodea cuando sus necesidades emocionales están satisfechas, de manera que no es extraño que el bebé se sienta seguro y motivado a explorar el ambiente cuando está lactando.

-Además de la cercanía y del amor con la madre, se establece el contacto visual necesario para crear las bases del desarrollo de una temprana interacción comunicativa eficaz.

La Lactancia Materna es ideal,pero solo será positiva y valiosa si es TRANQUILA, ARMONIOSA Y GRATIFICANTE PARA AMBOS

Diversos estudios han mencionado los beneficios de la lactancia materna prolongada en un mejor desarrollo cognitivo, psicomotor, del lenguaje y mayor agudeza visual. Lo cual resulta razonable ya que teniendo en cuenta que el desarrollo neurologico del niño continúa más allá de los 2 años de edad, no es de extrañar que la lactancia después de los 2 años beneficie este desarrollo.

Mi experiencia en terapia con animales

Mi experiencia en terapia con animales

Mi experiencia en terapia con animales

La terapia asistida con animales es una alternativa de intervención en el ámbito de la salud que se usa en niñ@s, adolescentes y adultos. Durante años he trabajado en la intervención con terapias asistidas con caballos y he podido ser consciente del vínculo que se establece entre el animal y el paciente. Los beneficios que un animal aporta como instrumento de intervención dinámico en el proceso terapéutico son enormes.

La terapia con animales es muy eficaz en el tratamiento clínico. Cada vez son más los terapeutas que optan por este tipo de terapia como complementaria a la intervención físioterapeútica y/o psicológica. Las terapias con animales son muy efectivas en el tratamiento de niñ@s. Algunos ejemplos son pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastornos del espectro autista (TEA), o con altas capacidades y/o graves problemas de adaptación y conducta.

Los terapeutas que utilizan los animales con niños y niñas, obtienen muchos beneficios psicológicos, entre ellos cabe destacar:

1.- Desarrollo del autocontrol cognitivo, conductual y emocional: 

Las tareas simples (como bañar al animal, caminar junto a él o cepillarlo) o más complejas (como trotar o galopar) exigen en el niñ@ adaptarse a un contexto inmediato. El niñ@ se siente partícipe y agente principal y ha de aprender a gestionar su conducta para poder tomar decisiones, enfrentándose a su error y al miedo a equivocarse.

En este sentido parar, pensar y elegir la mejor opción ha de ser un proceso que el niñ@ tiene que aprender progresivamente gestionando su activación emocional y sus pensamientos asociados.

Está indicado especialmente en la intervención en niñ@s con altas capacidades, dificultades atencionales y/o con trastornos graves de conducta.

2.- Entrenamiento en habilidades sociales:

Las habilidades sociales básicas (el saludo, las despedidas, sonreír) y otras más complejas (pedir ayuda, esperar mi turno,o disculparse) son conductas que un niñ@ ha de dominar en su interacción con el animal. Esto estimula en ellos la capacidad de ponerse en el lugar del otro (empatía) y fortalece su autoestima. Importante en la intervención en niñ@s con dificultades atencionales, problemas de autoestima, dificultades en sus relaciones sociales, etc.

  1. – Apoyo en la interacción comunicativa:

El animal ejerce una fuerte motivación por la comunicación no verbal. Este elemento es clave a la hora de crear un escenario donde un niñ@ pueda entender y emplear el seguimiento de la mirada, la producción de sonidos, o fonemas, ampliando progresivamente el tiempo de conexión de esa comunicación interactiva.

Lograr éste apoyo es objetivo importante en el tratamiento de niñ@s con trastorno del espectro autista, trastornos específicos del lenguaje, y/o otros problemas de comunicación.

Las terapias con animales son muy efectivas en el tratamiento de niñ@s

Por último, las terapias asistidas con animales ofrecen un marco de intervención natural en un espacio al aire libre,donde el paciente se siente receptivo a crear una fuerte alianza terapéutica.

Miedo a afrontar responsabilidades

Miedo a afrontar responsabilidades

Hay muchos padres que llevan a sus hijos a asumir responsabilidades para las cuales todavía no están preparados. Hablamos de esas situaciones en las que tienen que hacerse cargo de un hermano, lidiar una discusión entre adultos o en casos más extremos cuidar de personas enfermas o presenciar algún tipo de maltrato.

En esos casos, el menor asume un rol que, en función de sus características de personalidad y/o  de los lazos afectivos establecidos con sus padres puede llevarle a desencadenar dificultades en sus responsabilidades futuras.

Muchos de estos adultos, hoy en día convertidos en padres, han interiorizado una infancia en la que la asunción de responsabilidades no se corresponde con su nivel de desarrollo, ni cronológico ni emocional.  En su “mochila” han acumulado durante largos años de infancia y adolescencia, tensión, nerviosismo, incertidumbre e inseguridad al tener que realizar o llevar a cabo responsabilidades que corresponden a los adultos. Eso provoca un desgaste emocional y una tensión que a la larga puede ser desadaptativo y perjudicar el desarrollo del individuo.

En muchas ocasiones en la edad adulta estas personas sienten un temor persistente e irracional a la responsabilidad encontrándose con problemas como dificultades para tomar decisiones, evitación o postergación de responsabilidades.

Es importante entender que el miedo a la responsabilidad puede afectar al individuo pero también a las relaciones con otras personas.

¿Cómo podemos superar el miedo a la responsabilidad?

Hay cuatro tareas que nos pueden ayudar a evitar que nos desborde el miedo la responsabilidad.

– 1) Trabajar la propia Asertividad, y la capacidad para autoafirmar mis propios derechos sin dejarse manipular y sin manipular a los demás.

-2) Manejar los pensamientos erróneos, muchas veces los tipos de pensamientos que invaden a quienes tienen miedo a la responsabilidad suelen ser “catastrofistas”, siendo una tendencia a percibir o esperar catástrofes sin tener motivos razonables para ello. Puede ser útil escribir éste tipo de pensamientos en un diario para poder combatirlos o racionalizarlos.

– 3) Proponerse metas realistas y progresivas, hacerse un listado de tareas de afrontamiento ante determinadas responsabilidades y tratar de aproximarse poco a poco a la meta final.

-4) Entrenamiento en relajación (Mindfullness o Relajación Progresiva de Jacobson ). Puede ser útil combinar las tareas con la relajación, para poder trabajar los síntomas físicos asociados a la ansiedad derivada del afrontamiento de determinadas situaciones, de cara a evitar que la persona postergue o delegue sus responsabilidades.

Lectura recomendada: LA ASERTIVIDAD EXPRESIÓN DE UNA SANA AUTOESTIMA. Olga Castanyer Mayer-Spiess

Consejos para niñ@s tras una separación

Consejos para niñ@s tras una separación

Consejos para niñ@s tras una separación

La separación o divorcio de los padres es un acontecimiento estresante para los niños. Una separación conlleva cambios vitales en el niñ@, y es una prueba muy importante de adaptación. Cuantos más cambios se den, mayor será ese esfuerzo adaptativo. Esos esfuerzos pueden estar asociados a un gran estrés.

En general, la dificultad no reside en el hecho físico de la separación en sí, sino en cómo se lleva a cabo. Lo que afecta más al niñ@ son las acciones asociadas a la separación de los padres, las discusiones, la tensión, la ansiedad de los padres, la agresividad verbal o física, la lucha económica o la disputa por la custodia de los hijos son también procesos que afectan a los niñ@s. La separación debe ser un cambio en la relación que mantiene una pareja, pero nunca debe conllevar la separación del niñ@ de sus padres.

La dificultad no reside en el hecho físico de la separación en sí, sino en cómo se lleva a cabo

Existen ciertas pautas útiles para los padres que se encuentran en éstos casos. Están orientadas a minimizar los efectos negativos en los [email protected]a facilitarles la adaptación a la nueva situación. Estas son:

  1. Los padres deben ofrecer conjuntamente una explicación de los motivos de la separación.  Esto debe hacerse sin culparse mutuamente y aclarando que no se trata de una separación entre padres e [email protected] La explicación debe adaptarse a la edad del niñ@ y puede ser repetida tantas veces como sea necesario.Es importante mantener siempre una versión consensuada por ambos progenitores.
  1. Se debe evitar frases/palabras como “nos vamos a divorciar” o “nos vamos a separar”. Se le puede decir al niñ@ que los dos necesitáis estar tranquilos y, por lo tanto, vivir en sitios diferentes. [email protected] niñ@s entienden bien esto, ya que cuando se pelean con hermanos, la tranquilidad llega sólo cuando se va cada uno a su habitación.
  1. A la hora de comunicarle la explicación, evitar expresar la frase “te seguiremos queriendo”. A veces esta posibilidad ni se le pasa al niñ@ por la cabeza, y puede que le inquiete más que pueda ayudarle. Es evidente que vais a seguir queriéndole.
  1. “Seguiremos siendo amigos” esta es la frase más importante y quizá la más difícil de pronunciar cuando se está viviendo el momento álgido de la crisis de la separación, pero es el punto fuerte. Un niñ@ que se encuentra entre padres que no se comunican se sentirá desgarrado entre sus dos resentidos progenitores. Muchas veces se puede preguntar de qué lado debe ponerse. Ver que sus padres son enemigos es un riesgo para la integridad psíquica del niño. Aunque sea dificil, es importante priorizar que la relación sigue siendo armoniosa, pese al cese de convivencia. Por ejemplo, con frases como, “ya sabes que yo siempre querré a tu padre (o a tu madre) “, “si está enfermo/a o necesita algo, sabe que puede contar conmigo” el niñ@ podrá mantenerse en su lugar de niñ@. Pensará que la vida continúa con sus dos padres.
  1. Recordarle que “tendrá siempre a su papá y a su mamá”. Es importante que esta frase se le comunique al niñ@ en el momento de los motivos de la separación. Y también repetírsela durante el proceso, sin necesidad de sentarse cada vez a explicarle de nuevo las cosas.
  1. Algo importante del mensaje son los gestos y las emociones que se transmiten al comunicar la noticia. Evitar que sean mensajes contradictorios entre el lenguaje verbal y no verbal. También que nuestra expresión emocional no sea de excesiva preocupación o tristeza, intentando en todo momento transmitir calma, naturalidad y cariño en ese momento.