Efectos psicológicos positivos de la lactancia materna

por Dic 30, 2018

La lactancia materna no sólo ofrece beneficios nutritivos para el bebé, también se trata del primer contacto afectivo de importancia básico para el desarrollo emocional posterior del niño/a.

La Lactancia Materna es un irremplazable ambiente facilitador para el éxito de esta primera relación, pues permite al bebé tener permanente contacto con su madre. En esta primera e íntima relación se dan las bases de la personalidad para el nuevo ser, que se traduce en una base de seguridad , armonía y tranquilidad desde donde se  irá asentando poco a poco y elaborando a medida que crece su particular forma de relacionarse con el mundo que le rodea.

Es por esto que se considera necesario hacer énfasis en que la Lactancia Materna es ideal, pero solo será positiva y valiosa en el desarrollo emocional sano del bebé si es TRANQUILA, ARMONIOSA Y GRATIFICANTE PARA AMBOS, si esto se da, los beneficios psicológicos son incalculables:

-La textura, el olor y la experiencia sensorial del pecho hace más rico en estímulos el acto de ser alimentado.

-También en la boca y el gusto da comienzo el campo del desarrollo cognitivo en las primeras fases de desarrollo. Los bebés  reconocen y conocen el mundo que les rodea a través de la experiencia temprana con éste sentido.

-Con el pecho el bebé debe ser más activo en la succión, pues se compromete toda su cavidad oral y así se estimula la percepción.

-El niño explora de forma más segura el ambiente que le rodea cuando sus necesidades emocionales están satisfechas, de manera que no es extraño que el bebé se sienta seguro y motivado a explorar el ambiente cuando está lactando.

-Además de la cercanía y del amor con la madre, se establece el contacto visual necesario para crear las bases del desarrollo de una temprana interacción comunicativa eficaz.

La Lactancia Materna es ideal,pero solo será positiva y valiosa si es TRANQUILA, ARMONIOSA Y GRATIFICANTE PARA AMBOS

Diversos estudios han mencionado los beneficios de la lactancia materna prolongada en un mejor desarrollo cognitivo, psicomotor, del lenguaje y mayor agudeza visual. Lo cual resulta razonable ya que teniendo en cuenta que el desarrollo neurologico del niño continúa más allá de los 2 años de edad, no es de extrañar que la lactancia después de los 2 años beneficie este desarrollo.